Laboratorio de creación

 LAGARTIJA NICK: UN TRIBUTO A LUIS BUÑUEL

El cine, que tiene mucho que ver con la mirada sobre las cosas que nos rodean, entró a formar parte del universo de vanguardias de la mano de directores como Germaine Dulac, Jean Coucteau, Antonin Artaud o el propio Luis Buñuel quien nos dejó un legado inmenso de obsesiones y constantes que se convirtieron pronto en una voz propia del cine surrealista.

Siempre he pensado que hay dos Luis Buñuel, el Luis Buñuel absurdo que juega y hunde la realidad en el surrealismo y el Buñuel que observa cómo esa realidad es en sí misma absurda, realidad que escupe al otro, realidad de personajes olvidados, hambrientos y maltratados. Este es el acto más surrealista y absurdo de la condición humana. La mirada que Buñuel tenía sobre el ser humano es fascinante, inasible y llena de aristas, es una mirada que va más allá de la simbología surrealista y el humor socarrón que permean sus películas, más abajo, entre líneas encontramos capas de humanidad enormes, en definitiva, la mirada de un director preocupado por las debilidades de todo tipo, las resultantes de las tentaciones, pero también las debilidades que surgen del hambre y la pobreza. De eso en España sabemos mucho, así lo atestigua nuestro más reciente testigo, el S.XX. Las películas de Buñuel son semillas enterradas en esos surcos polvorientos que crecen en el yermo de España, México o en el fértil y desasosegante, a veces, vientre de la sexualidad y la sumisión.

El LABORATORIO DE CREACIÓN-ABYCINE hará una revisitación de la filmografía de Luis Buñuel, desde Un perro Andaluz hasta Viridiana, es decir, desde sus orígenes hasta sus mayores especulaciones narrativas, con banda sonora en directo para la ocasión por una banda que ha captado a la perfección el nuevo sonido de la música española, LAGARTIJA NICK. Una combinación perfecta de universos.

 

José Manuel Borrajeros