SIENTO HABERME AHOGADO Y NOT A TARGET, DOS CORTOMETRAJES COMPROMETIDOS CON DOS  CONFLICTOS DE NUESTRO TIEMPO.

Los cortometrajes “Siento haberme ahogado” y “No son un objetivo”,  se exhibirán dentro de la programación de ABYCINE. Ambos trabajos están apoyados por Médicos sin Fronteras, y abordan dos conflictos por desgracia en plena vigencia en la actualidad: las crisis migratorias y los bombardeos de misiones médicas en zonas de guerra como hospitales, centros de salud y ambulancias. 

 

DOMINGO 22. 19:30 H. SALA CAPITOL

Siento haberme ahogado

Año: mayo 2017 
Director: Hussein Nakhal and David Habchy
Productor: Studio Kawakeb y Médicos Sin Fronteras
País: Líbano

El mundo ha fallado catastróficamente a millones de personas que huyen de la guerra, la persecución y la desesperación. La política estuvo por encima de las obligaciones morales y legales de ofrecer protección y asistencia a los necesitados. Las paredes, las cercas y las restrictivas medidas fronterizas provocaron llevaron a miles de personas a morir en tierra o en el mar. Esta película animada de 6 minutos, "Siento haberme ahogado", creada por el Studio Kawakeb de Beirut y Médicos sin Fronteras (MSF), se inspira en una carta supuestamente encontrada en el cuerpo de alguien que se ahogó en el mar Mediterráneo debido a las políticas cínicas predominantes en nuestros días. Aunque es posible que no sepamos la verdad detrás de quien escribió la carta, sabemos que lo que representa es real. Esta realidad no puede continuar. En 2016, más de 20.000 personas fueron rescatadas por MSF y 4.581 adultos y niños murieron ahogados al intentar cruzar este mar desde el norte de África hacia Europa.

 


JUEVES 26. 22 H. SALA LIBERBANK

Not a target

Año: 2016
Director: Leigh Lacobucci
Productor: Médicos Sin Fronteras y Laurence Hoeing
País

En zonas de guerra, los hospitales, centros de salud y ambulancias no deben ser atacados, ni los pacientes, ni los médicos y enfermeros que los atienden. Así lo dictan las Convenciones de Ginebra. Y sin embargo, en países como Siria, Yemen o Afganistán, los hospitales siguen siendo bombardeados, pacientes y sanitarios mueren, y cientos de miles de personas se quedan sin atención médica vital en medio de la guerra. No son un objetivo parte del bombardeo del hospital de Médicos Sin Fronteras en Kunduz (Afganistán) por el Ejército estadounidense el 3 de octubre de 2015 para dibujar el terrible escenario actual de ataques contra la misión médica en países en conflicto.f