Proyecto Abycine & Amnistia internacional

El grupo local de Albacete de Amnistía Internacional, en colaboración con Abycine, ha realizado la V edición de ayudas para producción de un cortometraje, cuya prèmiere tendrá lugar durante Abycine 2016. La temática de los cortometrajes seleccionados debe tratar el tema de los Derechos Humanos, recogidos en su Declaración Universal.

Los proyectos finalistas son evaluados, en cada nueva convocatoria, por un Jurado especializado, compuesto por profesionales del mundo audiovisual, miembros del equipo de programación de Abycine y de Amnistía Internacional. El proyecto ganador tendrá una dotación económica para la producción de 5.000 euros.

La Dirección de Abycine llevará a cabo la presentación de proyecto ganador en la XVIII edición de ABYCINE, que se celebrará del 21 al 30 de octubre en Albacete.

Tribus de la Inquisición, de Mabel Lozano, ha sido el cortometraje ganados de este edición. 

Este nuevo trabajo de Mabel Lozano nos lleva a descubrir una realidad que, en pleno  siglo  XXI,  sorprende  por  su  crudeza.  La  justicia  se  toma  las  calles  en este   corto   documental   que   no   deja   a   nadie   indiferente.

Tribus   de   la Inquisición denuncia las violaciones de  derechos humanos elementales en el desarrollo    de   acciones   de   justicia    paralela   en   la   zona   del    Trópico Cochabambino (Bolivia) y la impunidad de los graves crímenes cometidos. El  documental muestra en toda su crudeza la naturaleza cruel y desproporcionada   de   los   linchamientos   y   asesinatos   de   ciudadanos   y ciudadanas bolivianas que son alentados y auspiciados por quienes utilizan la justicia comunitaria como mero pretexto para imponer su ley y autoridad. Al mismo  tiempo, revela  la  incapacidad  de  la  fuerza  pública  y  el  sistema  de justicia a la hora   de   prevenir   estos   ataques   o   investigar y   perseguir judicialmente los hechos constitutivos de delito.  

 

 

El resultado de las pasadas convocatorias fue:

El ganador de la 1ª edición (2012) fue el corto “#STOP”, del director Sergio Barrejón, con la actuación entre otros de Eduardo Noriega. Este cortometraje nos permitió entender la realidad de los controles de identidad discriminatorios y las redadas policiales en España contra los inmigrantes. En el enlace de debajo se muestra cómo fue la presentación de este corto en Albacete:

https://grupos.es.amnesty.org/es/castilla-la-mancha/grupos/albacete/paginas/noticia/articulo/presentamos-el-cortometraje-stop/

El ganador de la 2ª edición (2013) fue el corto La primavera rosa, del director Mario de la Torre. La temática en este caso fue la libertad de orientación sexual en los países árabes donde estalló la llamada primavera árabe, y como su situación ha empeorado después de este estallido. En el siguiente enlace se muestra su presentación en Albacete, y en el enlace de más abajo se puede visualizar el corto:

https://grupos.es.amnesty.org/es/castilla-la-mancha/grupos/albacete/paginas/noticia/articulo/presentacion-del-corto-la-primavera-rosa/

http://www.laprimaverarosa.com/

La 3ª edición (2014) se declaró sin ganador

La ganadora de la 4ª edición (2015) fue Nagore Eceiza con el documental "Fifty Rupees Only". 

 

Nagore Eceiza ha rodado en la India “Fifty rupees only”, un documental que trata la realidad de los matrimonios concertados o comprados por 50 rupias. A través de una ceremonia, llamada Sagai, los padres de los jóvenes firman un contrato con el que comprometen a sus hijos con sus futuros cónyuges, personas que ni siquiera conocen pero con las que se casarán una vez superada la mayoría de edad o incluso antes.

 

La sesión, celebrada el pasado jueves 29 de octubre de 2015,  también incluyó la película “La mirada del silencio”, rodada en 2014 por el danés Joshua Oppenheimer, autor de “The act of killing”. Esta vez nos propone una historia que vuelve a señalar a los responsables del genocidio indonesio: una familia de supervivientes descubre cómo fue asesinado su hijo y la identidad de los hombres que lo mataron. El hermano más joven se decide a romper ese silencio y miedo con el que viven los supervivientes, enfrentándose así a los responsables del asesinato de su hermano, algo inimaginable en un país donde los asesinos permanecen en el poder.